Los amigos de tus hijos, ¿te tienen que gustar?

Los amigos de tus hijos, ¿te tienen que gustar?